Solanum Traditio, proyecto.
Con la colaboración de Lizet Díaz Machuca, Marco Chevarría, Ronald Romero, Tania Castro, Luis Justino Lizárraga, Daniel Huamán Masi. Cusco—Lima—Viena, 2015 — 2016

Santisteban. Arte de performance en América Latina y Sudamérica. Arte de acción y performance en Latinoamérica, Sudamérica, Perú, Lima. Arte contemporáneo latinoamericano y peruano. Arte latinoamericano y peruano en espacio público.

Fig 1: Urna de la cultura Wari con representación de plantas de papa (56 x 80 cm.).

Foto de Daniel Antonio Giannoni Succar. En Bergh, Susan: Wari: Lords of the ancient Andes. 2012.

REPRESENTACIÓN VISUAL Y USO CULTURAL DE LA PAPA EN EL MUNDO ANDINO

 

La papa es una planta oriunda de los andes del Perú. Tras ser domesticada y mejorada por los pobladores de los valles interandinos, miles de años antes de Cristo, se convirtió en símbolo de vida. Esto la convirtió en uno de los motivos fitomorfos de mayor presencia en los objetos de uso cotidiano y ceremonial entre las comunidades andinas.

 

El uso de la papa antes de la llegada de los europeos, sin duda, despertó el interés desde diversos campos de estudio. Por ejemplo, dicho interés puede ser rastreado en viejas crónicas coloniales donde la citan —incluso— con errores de nominación y descripción, o en obras de naturaleza científica que abordan el tema de sus infinitas variedades, su distribución geográfica o extraordinaria domesticación. La historia del arte y antropología no están a la saga en dicho interés. En tales estudios los análisis se concentran en cómo fue la representación visual de la papa o en  interpretar el uso cultural que se le dio.

 

Imagen y cosmovisión:

 

A pesar que su cultivo se originó 7 ú 8 mil años atrás la representación visual de la papa puede ser rastreada en objetos concebidos hace aproximadamente 1,500 años. Es la representación realista de la papa en vasijas de las culturas Nazca (100 a. C. – 900 d. C) y Moche (200 a. C. – 900 d. C.) las que dejan ver la primigenia familiaridad con la planta y, a su vez, ese uso especial que le procuró el hombre andino. Sobre el particular, el antropólogo peruano, Luís Millones, explica: «[tales objetos] fueron ejecutados no tanto para satisfacer sus necesidades estéticas, sino con fines propiciatorios, para asegurar una buena cosecha y expresar claramente qué tipo de producto necesitaba obtener de sus deidades». En ese sentido, agrega el autor, tales obras están dotadas de un significado ritual asociado al uku pacha (mundo del subsuelo y de los muertos).

 

Tal relación de la papa con el mundo sobrenatural es recreada por el mismo antropólogo tomando como ejemplo una vasija escultórica moche que hoy es expuesta en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú: «pareciera que de ella brotaran figuras de humanos y animales, donde el escultor aprovechó los ojos de la papa para hacer surgir pequeñas imágenes secundarias, lo que puede ser interpretado como el nacimiento de los seres de las “pacarinas” (cuevas o lagunas), lugares clave para el contacto con el uku pacha».

 

Otro ejemplo de uso propiciatorio puede ubicarse en las piezas Wari (600-900 d. C.), en donde se fragmentaban grandes vasijas «ritualmente» para, luego, ser enterradas en el subsuelo. Esta práctica ceremonial, que la investigadora Mary Glowaki califica como «una matanza de las vasijas», servía para —simbólicamente— participar en una experiencia con un reino sobrenatural (suplicando a los antepasados) y otro con el mundo real, para lograr la sobrevivencia, ante una sequía prolongada, por ejemplo. (Ver figura 1).

 

En el Imperio de los Incas (1470 d. C – 1533 d. C.), explica Millones, «si había un ejemplar de papa anómalo era señal de bendición y se guardaba en reverencia pues su presencia garantizaba fertilidad». Para enfatizar la permanencia de esa función hasta nuestros días, éste científico social refiere que las pequeñas esculturas incaicas de forma animal o vegetal, denominadas Illas (que se utilizaron con fines propiciatorios), hoy son usadas con el mismo fin por campesinos bolivianos, «para apoyar el cultivo». Por todo lo indicado, puede entreverse que tanto el objeto prehispánico como el acercamiento al hombre andino actual, innegablemente, demuestran la continuidad de relación de la papa en la cosmovisión del hombre andino.

 

 

Vigencia en el mito y en el rito:

 

Un mito emblemático de la relación papa-mundo sobrenatural se halla en Ritos y Tradiciones de Huarochirí  (1600), una obra que reúne mitos y prácticas rituálicas recogidos por el extirpador de idolatrías de origen español, Francisco de Ávila. En el texto encontramos la historia de Huatiacuri (hijo de Paricaca), «personificación de la papa» que se alimenta de papas asadas en la tierra calentada y a pesar de su aspecto  miserable «bajo la superficie es capaz de sorprender». No es gratuito que su nombre se asocie directamente con una antigua técnica culinaria andina practicada hasta nuestros días: la Huatia.

 

En el periodo virreinal del Perú la representación de la papa fue adquiriendo connotaciones distintas y soportes disimiles sin embargo su poder para la ritualidad —que sobrevivió a las extirpaciones de idolatrías— se mantuvo, mimetizadose con festividades católicas, bajo  actos de intercambio sagrado entre campesinos y la Pachamama (madre tierra) donde «el pago» permitirá la abundancia de cosechas, según el estudioso Fernando Cabieses. En el mundo del agricultor andino así se da por sentado que «la ceremonia es alimento de los dioses y que una correcta celebración del ritual equivale al control de los seres sobrenaturales», como resalta Johan Huizinga en Homo Ludens.

 

Por Lizet Díaz.

Historiadora del Arte.

Bibliografía:

Cabieses, Fernando; Millones, Luís: La papa tesoro de los Andes: de la agricultura a la cultura. Centro Internacional de la Papa. Lima, 2000.

Glowaki, Mary: «Shattered ceramics and offerings». In Bergh, Susan: Wari:Lords of the ancient Andes. Cleveland Museum of Art and Thames and Hudson. New YorK, 2012.

Huizinga, Johan: Homo Ludens. Alianza Editorial. Madrid, 2012.

León, Elmo: 14,000 mil años de alimento en el Perú. USMP. Lima, 2013.

Taylor, Gerald: Ritos y tradiciones de Huarochirí. Instituto Francés de Estudios Andinos.  Lima, 2011.

Towle Margaret: La etnobotánica precolombina. Una reconstrucción de la relación entre el hombre y plantas del mundo en las culturas prehistóricas de los Andes Centrales. Andine Publiching Company. Chicago, 1961.

Yacovleff, E. y Herrera, F. «El mundo vegetal de los antiguos peruanos». En Revista del Museo Nacional. Tomo 3, número 3. Lima, 1934.

  • Icono social Instagram
  • Icono social Pinterest
  • Facebook Social Icon
  • Icono social LinkedIn
  • Twitter Social Icon

Emilio Santisteban, artista interdisciplinar de performance. Peru. emilio@emiliosantisteban.org